La clave es: “enamorar al talento”

A lo largo de mi experiencia, he podido detectar que el verdadero valor que las personas dan a la labor de Recursos Humanos, tanto en desarrollo, como en formación, engagement o branding de empresa, se fundamenta en la capacidad de entender las necesidades concretas de cada profesional y adaptarse a ellas. Para llegar a ser la compañía donde los empleados desean estar, y formar parte,es vital que nos acerquemos al lado más humano de cada empleado.
Ya no está de moda retener el talento, sino enamorar al talento. Y este es el reto principal que desde los departamentos de RRHH deben plantearse, para afrontar la responsabilidad de generar valor en nuestras compañías a través del talento que las forma.
Y, desde mi punto de vista este reto pasa por ser capaz de identificar a las personas, no solo más cualificadas, sino a las que generan mayor energía. En este sentido podríamos entender que los “generadores de energía” son aquellos capaces de promover el cambio, ser proactivos, disfrutar con los retos y adaptarse fácilmente a entornos VUCA. Es muy importante que desde nuestro área seamos capaces de identificar estos talentos y darles la posibilidad de emprender retos dentro de la propia empresa, ya que si no lo hacemos, los buscarán fuera de ella. Promover una cultura de intra-emprendedores, donde dispongan de la posibilidad de equivocarse y aprender de los errores, es una forma de generar compañías más competitivas.
En la próxima década cerca de 34% de los puestos de trabajo estarán automatizados a través de la Inteligencia Artificial y Robótica, y este será el momento en el que el elemento diferenciador de las empresas será la capacidad de sus empleados de adaptarse a los cambios. En esta línea, desde las diferentes áreas de RRHH debemos centrar nuestros esfuerzos en seleccionar, atraer, desarrollar, cautivar y enamorar a los denominados “Knowmads“, que son simplemente personas con una gran capacidad de autoaprendizaje, alta proactividad, hiper-digitales, sin miedo al fracaso, creativos y lo más importante de todo, sin una edad determinada.
Estos Knowmads son personas con altas habilidades sociales, capaces de compartir información, transmitir, comunicar e influir en su entorno. Por ello trabajar habilidades transversales como es la comunicación, es uno de los focos prioritarios, que a nivel global está teniendo mayor relevancia. No debemos perder este foco si queremos que nuestras compañías sobrevivan a la 4º Revolución industrial, en la que ya estamos inmersos.

Soraya del Portillo

Comments are closed